Localizando cajeros automáticos

Una de las cuestiones que todo viajero tiene que resolver antes de partir es la monetaria: ¿Llevo dólares o euros? ¿Podré utilizar la tarjeta de crédito?

Está claro que, siempre que pueda utilizarse la tarjeta de crédito para realizar pagos (en tiendas, restaurantes, hoteles, etc.), ese será el medio de pago más conveniente, porque el tipo de cambio que aplicarán a nuestras transacciones será siempre más favorable que el que nos habrían aplicado si hubiéramos cambiado billetes. Y eso por no hablar del peligro de pérdida o robo (la tarjeta también nos la pueden robar, pero podemos cancelarla mediante una simple llamada telefónica).

Así que lo suyo sería llevar sólo una pequeña reserva de efectivo y confiar en la tarjeta. O en las tarjetas (dos mejor que una), porque también hay que contar con la posibilidad de que quede inutilizada la banda magnética de alguna de ellas en el momento menos oportuno.

Pero… ¿admitirán tarjetas en los comercios de nuestro país de destino? ¿Habrá posibilidad de obtener allí efectivo en cajeros automáticos? Bien, aparte de preguntar a alguien que conozca el país o de buscar información en los foros de internet, si nuestra tarjeta es VISA hay otra forma de obtener respuesta a la última pregunta: consultar el localizador de cajeros de VISA. Si es MasterCard, también tenemos a nuestra disposición el localizador de cajeros de esta entidad.

Si juegas un poco con los localizadores de cajeros, te sorprenderá descubrir que no todos los destinos turísticos importantes cuentan, al día de hoy, con cajeros automáticos. Por ejemplo, ni en Samarcanda ni en Bujará (Uzbekistán) encontrarás ninguno. Hay sitios a los que aún no ha llegado la globalización.