La Ribeira Sacra y el cañón del Sil: recomendaciones

El Cañón del Sil - Ribeira Sacra
El cañón del Sil – Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es la comarca de la Galicia interior, entre Orense y Lugo, por la que el río Sil y el Miño avanzan hasta encontrarse en Os Peares. Dejando a un lado su vino, es famosa por el cañón del Sil y por sus iglesias y monasterios románicos. Como, obviamente, no es zona de sol y playa ni de marcha nocturna, todavía está bastante preservada.

Para visitar la Ribeira Sacra bastan un par de días, aunque puedes dedicarle muchos más si lo que quieres es perderte en los bosques caminando por sus senderos…

Allí las carreteras son, en su mayor parte, estrechas y con muchas curvas. En algunos puntos puede llegar a ser complicado cruzarse con otro vehículo. Así que no parece lo más recomendable recorrerla en autocaravana.

Lo que hay que ver, sí o sí, en la Ribeira Sacra

1. El cañón del Sil

Primera cuestión a considerar: es imprescindible que des un paseo en catamarán por el cañón del Sil. Hay varias empresas que lo organizan, desde diferentes embarcaderos. Yo lo hice desde el embarcadero de Santo Estevo: un viaje de hora y media por el espléndido cañón, con interesantes explicaciones por añadidura. Puedes reservar por internet o en el mismo embarcadero.

Después de haber navegado el cañón del Sil querrás contemplarlo desde alguno o algunos de los muchos miradores existentes en ambas orillas. Aquí los tienes todos. Algunos son fácilmente accesibles por carretera: ese puede ser un primer criterio de selección si tu intención primera no es practicar el senderismo. Los que yo visité pertenecen a esta categoría. El más recomendado es el llamado Balcons de Madrid, en Parada de Sil, del que cuentan que era el lugar al que, en otros tiempos, acudían las mujeres para ver marchar a sus maridos a la emigración. Si embargo yo personalmente prefiero las vistas del llamado mirador de Cabezoás, desde el que se contempla un meandro del Sil.

Balcons de Madrid - Ribeira Sacra
Vista del cañón del Sil desde Balcons de Madrid
Cañón del Sil - Ribeira Sacra
Vista del cañón del Sil desde el mirador de Cabezoás

Si además de ver el cañón quieres sentir un poco de vértigo, también en Parada de Sil tienes el mirador de Castro. Pasarás a su lado si visitas el monasterio de Santa Cristina, que es otro de los imprescindibles de la Ribeira Sacra (ver más adelante). Hay un indicador en la carretera, junto al camping Cañón do Sil. Tienes que dejar el coche a la entrada del camping y caminar unos cien metros, orillándolo a atravesándolo, hasta llegar al borde del cañón. Allí encontrarás dos pasarelas de madera que se adentran varios metros en el precipicio, y tiemblan cuando caminas sobre ellas. Tendrás magníficas vistas, y además podrás sentir el vértigo al que antes me refería.

2. Las iglesias y monasterios románicos

Empezaré por la margen izquierda del Sil, que pertenece a la provincia de Orense. Allí, a sólo 24 km por carretera de la capital, está el monasterio de Santo Estevo, el más grande y espectacular de la Ribeira Sacra. Hoy ha adquirido una nueva vida convertido en parador nacional, así que no sólo podrás visitarlo: si entra dentro de tu presupuesto podrás también alojarte en él. La fachada del monasterio es barroca, pero, a su derecha, la iglesia conserva la cabecera románica.

Santo Estevo - Ribeira Sacra
Monasterio de Santo Estevo

En el interior pueden visitarse sus tres claustros. El de mayor tamaño está a la entrada. Siglo XVI, estilo renacentista. En su lateral derecho está la recepción del parador: allí, estés o no alojado, te pueden facilitar información sobre el monasterio. Al fondo está la cafetería.

Desde este claustro se accede al segundo en tamaño, el Claustro Dos Bispos (de los obispos), el más antiguo e interesante. Es en parte románico y en parte gótico.

Santo Estevo: Claustro dos Bispos

El tercer claustro, el más pequeño, está junto al refectorio y la cocina del antiguo monasterio.

El segundo monasterio imprescindible es el de Santa Cristina de Ribas de Sil. Situado entre montañas, en medio de un magnífico bosque, conserva su iglesia románica, su torre almenada, la portada de entrada al monasterio y una parte del claustro del siglo XVI.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil
Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

El monasterio de San Pedro de Rocas está situado al sur de Santo Estevo y relativamente lejos del Sil, en un espléndido monte boscoso (reconozco que para mí uno de sus mayores encantos es su emplazamiento). Está considerado como el más antiguo de Galicia, ya que las cuevas excavadas en la roca que sirvieron de base para la construcción de la iglesia medieval del monasterio datan del siglo VI (son, por lo tanto, anteriores a la invasión musulmana de la península).

Mosteiro de San Pedro de Rocas
Mosteiro de San Pedro de Rocas

Debido a su relativa cercanía a Orense, el monasterio puede estar bastante concurrido en ocasiones. Posiblemente el mejor momento para visitarlo sean las primeras horas de la mañana. Un consejo: si no eres inmune al vértigo, abstente de subir al campanario (que, como puedes ver en la foto, se apoya en una gran roca).

En el lado lucense de la Ribeira Sacra (es decir, al otro lado del Sil) hay dos imprescindibles más, ambos en el municipio de Pantón. En Ferreira de Pantón está el Monasterio de las Bernardas, que sigue funcionando hoy en día como monasterio femenino. Eso significa que no podrás acceder al claustro, donde están las monjas (aunque sí verlo desde la entrada). En cambio, si podrás visitar la iglesia románica del siglo XII en la que rezan. Y comprar los dulces de convento que elaboran.

Monasterio de Ferreira de Pantón
Monasterio de Ferreira de Pantón

Muy cerca de Ferreira de Pantón está la encantadora iglesia románica de San Miguel de Eiré. Con ella cierro la lista de mi selección personal de imprescindibles.

Igrexa de San Miguel de Eiré
Igrexa de San Miguel de Eiré

Por supuesto, hay muchas más cosas que ver la comarca. Y muchos senderos que recorrer. Y, ya que estás allí, puedes aprovechar para visitar Orense capital, que tiene bastantes atractivos, no suficientemente conocidos, y la cercana localidad de Allariz, con un interesante casco histórico. Sería un día más que añadir a los al menos dos que debes dedicar a la Ribeira Sacra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.