Medina Azahara en Córdoba (España)

Medina Azahara

Vista parcial de Medina Azahara

Cerca de Córdoba, al pie de Sierra Morena, están las ruinas de Medina Azahara, la ciudad-palacio que mandó construir en el siglo X el califa omeya Abderramán III.

Medina Azahara, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, merece sin duda una visita. Y eso pese a que la parte más valiosa del conjunto, el salón de Abderramán III (llamado el Salón Rico), está cerrado al público desde 2009, y en el momento en que escribo estas líneas no hay fecha prevista para su reapertura.

Algunas imágenes de Medina Azahara

El Gran Pórtico de Medina Azahara

El Gran Pórtico

El Gran Pórtico era la entrada oriental al recinto palaciego. Originalmente estaba constituido por quince arcos, de los cuales el central es de herradura, como puede verse en la imagen.

La casa de Yafar

La llamada Casa de Yafar es una de las construcciones más llamativas del recinto. Tiene tres patios, y una fachada con tres arcos de herradura, profusamente decorados y sostenidos por columnas.

Casa de la Alberca

La casa de la Alberca

La casa de la Alberca se constuyó en torno a un patio central en el que está la alberca que le da nombre. Se conservan tres arcos de herradura similares a los de la casa de Yafar. Se supone que en esta casa residió el califa Alhakén II , hijo y sucesor de Abderramán III.

Cuestiones prácticas

Medina Azahara está a tan sólo 8 km de Córdoba. La entrada es gratuita para los ciudadanos de la Unión Europea. No se puede acceder en coche hasta las ruinas: hay que dejar el vehículo en el gran aparcamiento del Museo de Medina Azahara, situado en las inmediaciones. Desde allí, un autobús lanzadera (de pago) lleva a los visitantes hasta el sitio arqueológico.

Antes de visitar las ruinas es conveniente hacer un recorrido por el museo y ver el vídeo de 18 minutos que allí se proyecta. Las dos cosas te ayudarán a entender lo que vas a ver en el yacimiento. Por cierto: si tienes prisa puedes ver el vídeo ahora mismo, ya que está en Internet.

¿Cuándo visitar Medina Azahara? Si conoces el clima de la depresión del Guadalquivir, sabrás que (en caso de poder elegir) no deberías hacerlo en un día caluroso de pleno verano. Y, si lo haces, sería conveniente que llevaras contigo una botella de agua. Con el invierno, sin embargo, no hay problema, y si además vas en un día laborable puedes apostar a que ni tendrás que hacer cola para la lanzadera ni te verás en aglomeraciones en el museo o en las ruinas. Al menos esa es mi experiencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.