Dos días en Ohrid, al sur de Macedonia del Norte

Llegamos a Macedonia del Norte por carretera. Entramos desde Albania por un paso fronterizo que en ese momento no tenía apenas tráfico (hacia Macedonia, sólo nosotros; en sentido contrario, una autocaravana con matrícula alemana). La primera ciudad macedonia que pisamos fue Struga, que está junto al lago Ohrid, lo que la convierte en un destino turístico de cierta importancia. Por lo demás, dimos un paseo por la ciudad y no pudimos ver en ella nada especialmente digno de mención.

Ohrid (u Ocrida)

Luego, rodeando el lago en el sentido de las agujas del reloj, llegamos a la ciudad de Ohrid, también conocida como Ocrida.

Macedonia del Norte: Ohrid

Iglesia de San Juan Kaneo, Ohrid

Se nos hizo de noche paseando por el atractivo centro antiguo de Ohrid que, desde la orilla del lago, escala una colina (aquí puedes verlo por satélite). Aunque la verdad es que nosotros no subimos mucho, llegamos sólo un poco más allá de la iglesia de Santa Sofía.

Ohrid: Santa Sofía

La iglesia de Santa Sofía en Ohrid

Luego, regresamos y cenamos en una pizzería cerca de la céntrica Plaza de la Ciudad de Ohrid.

La mañana siguiente volvimos al centro antiguo, dejamos atrás la iglesia de Santa Sofía y subimos hasta el teatro griego (de época helenística), cuyas gradas aprovechan la inclinación de la ladera. Es el momento de recordar que la región de Ohrid ha sido declarada por la Unesco patrimonio natural y cultural de la Humanidad, porque el teatro está incluido en la declaración. Lástima del feo escenario (con cubierta metálica) que le han colocado con vistas a su utilización en obras, conciertos y otros eventos culturales.

Teatro griego de Ohrid

El teatro griego de Ohrid

Seguimos ascendiendo a pie hasta la explanada llena de restos arqueológicos en la que se ha reconstruido el monasterio de San Pantaleón. Allí hubo un monasterio, cuya construcción se atribuye a San Clemente de Ocrida (siglo IX), del cual no quedaba prácticamente nada, así que recientemente se edificó de nuevo. Lo visitamos. Probablemente su construcción haya sido una buena idea desde el punto de vista de la promoción del turismo, y no sé qué habrá dicho la Unesco del asunto, pero para mí el monasterio carece de autenticidad: parece un decorado cinematográfico.

Luego continuamos hasta la iglesia de San Juan Kaneo, que se asoma al lago desde un acantilado. Probablemente la de esta iglesia ortodoxa sea la primera imagen que veas si tecleas Ohrid en Google. Pero no hace falta que busques: la de San Juan Kaneo es la primera foto de esta entrada. Después de ver la iglesia, que ya estaba ahí antes de la conquista otomana, bajamos hasta la playa para tomar un barco que nos iba a devolver al centro de la ciudad antigua.

San Juan Kaneo visto desde el lago Ohrid

San Juan Kaneo visto desde el lago Ohrid

Y, ahora sí, visitamos la iglesia de Santa Sofía, que data del siglo XI, y pudimos contemplar sus frescos de época bizantina.

Ohrid: Santa Sofía

Interior de la iglesia de Santa Sofía en Ohrid.

San Naum, entre Macedonia del Norte y Albania

A continuación partimos, rodeando el lago, hacia el Monasterio de San Naum, del siglo X. El monasterio está a 30 km de la ciudad de Ohrid, justo al lado de la frontera albanesa. Situado a orillas del lago y junto a las aguas cristalinas de los manantiales del río Drin Negro, es uno de los destinos turísticos más populares del país. En su entorno hay restaurantes y se puede pasear en barca. Comimos al borde del agua y visitamos la iglesia del monasterio.

San Naum, Macedonia del Norte

Iglesia ortodoxa de San Naum

Regresamos a Ohrid para dormir.

Bitola y Heraclea Lincestis

Antes de volver a Albania nos quedaba otra visita por realizar en Macedonia del Norte: la del sitio arqueológico de Hereclea Lincestis, junto a la ciudad de Bitola.

Hereclea Lincestis era una ciudad de Grecia, en concreto del antiguo reino de Macedonia. Fue fundada por Filipo II, padre de Alejandro Magno, en la parte noroccidental de su reino.

En época romana, Heraclea Lincestis tuvo gran importancia, porque por ella pasaba la Vía Egnatia, que atravesaba la península balcánica desde el mar Adriático hasta Bizancio. De esta época datan las termas y el teatro que pueden verse hoy en día en el sitio. Al posterior período bizantino corresponden los restos de dos basílicas, con mosaicos.

Heraclea Lincestis

Heraclea Lincestis: la Pequeña Basílica

Al salir de Hereclea Lincestis nos detuvimos en Bitola y recorrimos de arriba abajo su animada calle peatonal llamada Sirok Sokak, al final de la cual están la Torre del Reloj y la mezquita Ishak Çelebi.

Bitola, Macedonia del Norte

Bitola: la calle peatonal Sirok Sokak

Sólo nos quedaba regresar a Albania recorriendo los hermosos paisajes montañosos del suroeste de Macedonia del Norte, pasando entre los lagos Prespa y Ohrid.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.