Barcelona con niños: planes, actividades y algunos consejos

Sin duda, Barcelona es una de esas ciudades imprescindibles para una escapada en familia. Esta Semana Santa, decidimos aprovechar los días de vacaciones escolares para acercarnos a esa maravillosa ciudad y que así el peque se estrenase volando en avión. Aquí os dejo un poco de información y algunos consejos para que vuestra experiencia por tierras catalanas sea tan divertida como la nuestra.

Planes con niños en Barcelona

Barcelona con niños: el Aquàrium

L’Aquàrium de Barcelona

L’Aquàrium. Un lugar que fascinará a niños de todas las edades. Fue un acierto comenzar la visita por la planta superior y dejar la parte más impactante para el final: un precioso túnel panorámico de 80 metros de longitud donde pasearéis entre tiburones.

Podéis aprovechar la visita al acuario para subir en uno de los barcos que surcan la costa de Barcelona. Nosotros escogimos la opción de entrada conjunta de Las Golondrinas, aunque os recomendaría un tour más corto, porque se nos hicieron largos 90 minutos recorriendo la misma zona costera una y otra vez (hasta seis veces entre idas y vueltas). No hay que olvidar, como en cualquier excursión en barco, la ropa de abrigo y el protector solar para el viaje.

El centro comercial Maremagnum se encuentra entre el puerto y el acuario y os permitirá realizar una parada para reponer fuerzas entre uno y otro plan.

Zoo. Muy poco cuidado, medio recinto en obras, animales en muy malas condiciones… Por suerte mi niño, con 5 años, es demasiado pequeño para percibir todo eso y disfrutó de unas 4 horas de paseo con sus respectivas paradas en los parques infantiles y la tienda de recuerdos. Podéis optar por llevar comida (los restaurantes/puestos solo abren en verano) o bien finalizar la visita comiendo en los alrededores. Hay un par de italianos aptos para todos los públicos a 5 minutos.

El zoo se encuentra ubicado en el parque de la Ciudadela, así que si el tiempo acompaña, podéis aprovechar para pasear por allí.

Fuente mágica de Montjuïc. Si vuestra estancia en Barcelona incluye un jueves, viernes o sábado, sin duda tenéis que reservar la última hora de la tarde para visitar esta famosa fuente. En la web del Ayuntamiento de Barcelona podéis mirar el horario del espectáculo de luces y música, que varía según la época del año. Lo ideal es llegar al menos 30 minutos antes para poder coger un buen sitio en la escalera. Llevad algún entretenimiento para hacer la espera más amena. Es una zona elevada, así que en los días de frio o viento hay que ir preparado. Pero la espera merece la pena para ver la ilusión en la cara de los más pequeños de la casa cuando, canción tras canción, la fuente baila bañando el cielo nocturno de colores.

La Fuente Mágica de Montjuïc

Bosc Urbà. Buscando planes divertidos, encontré este parque de aventuras repleto de tirolinas, saltos, plataformas de troncos, redes y lianas. Hay diferentes opciones para todas las edades, nosotros hicimos el circuito naranja (de 3 a 8 años). Los circuitos de escalada son impresionantes y los monitores, encantadores, te ayudan en todo lo que necesites. Es una actividad perfecta para el fin de semana (solo en verano abre a diario) y tiene la ventaja de estar techado, así que no depende de las inclemencias meteorológicas. Recomendadísimo, volveremos seguro en nuestra próxima visita.

Y, como en familia son tan importantes los puntos de interés como las paradas para reponer energía, no podían faltar dos cafeterías perfectas para una merienda de cuento:

El bosc de les Fades. Un lugar mágico cerca de las ramblas, donde adentrarse en un bosque habitado por gnomos, hadas y otras criaturas fantásticas.

Pudding. Hay dos, un restaurante en Pau Claris ambientado en Alicia en el país de las maravillas y una cafetería en Diagonal inspirada en Harry Potter, ambos con una pensada zona de juegos a la que no le falta un detalle.

¿Museos divertidos para niños en Barcelona? ¡Claro que sí!

Visitar Barcelona es una oportunidad perfecta para que los niños dejen de asociar la palabra “museo” con el aburrimiento más absoluto. Hay multitud de museos enfocados al público infantil o con talleres o actividades dirigidas especialmente a ellos. En nuestro caso, escogimos unos pocos imprescindibles que pudieran interesar a niños y no tan niños.

Barcelona

Barcelona, Paseo de Gracia

Museo del chocolate. Aunque no pudimos realizar ningún taller y nos habría encantado mancharnos las manos con tan deliciosa sustancia (la agenda se puede consultar en su web), había todo tipo de figuras espectaculares: Star Wars, los Pitufos, Lucky Luke, superhéroes, monumentos emblemáticos de la ciudad, Messi…

Y para acabar de endulzar la tarde, a 5 minutos podéis encontrar Demasié, una pastelería especializada en rollitos y galletas que no te arrepentirás de probar.

Museo egipcio. Una colección privada que, sin estar enfocada a público infantil, nos entusiasmó con sus sarcófagos, papiros, joyas y magnificas momias. Visita obligada para futuros pequeños arqueólogos y amantes de las civilizaciones antiguas.

CosmoCaixa. Somos grandes apasionados de los museos de ciencias y no pudimos resistir la tentación. Sin ser tan amplio ni llamativo como otros, es una visita inolvidable. Una de las opciones más económicas de pasar un día entretenido de juego e investigación. Disponen de talleres diversos, pero se forman largas colas desde primera hora para realizarlos. Así que a menos que vayáis a llegar a las 10 en punto y estéis dispuestos a afrontar la larga espera sin saber que habrá disponible cuando sea vuestro turno, no vale la pena dedicar un sábado o domingo a esta visita, que se puede realizar probablemente más a gusto entre semana. No hay que olvidar que la oferta de talleres en castellano es reducida y aunque en algunos te dan la opción de pedir una audioguía en tu idioma, no parece una gran solución para niños pequeños.

Museo Blau. A pesar del enorme éxito que tiene este museo de historia natural, sospechaba que no sería muy adecuado y aún así me decepcionó. Por suerte, escogimos para visitarlo el domingo por la tarde, por proximidad con la actividad de la mañana (Bosc Urbà), y la entrada era gratuita. Quien no se consuela es porque no quiere. Lo más curioso era la exposición temporal de olores, el resto eran documentales en catalán, huesos, minerales y figuras de animales amontonadas de forma muy poco llamativa. Nada que un niño pudiese disfrutar. Mi peque se dedicó a ver todos los videos interactivos de la formación de los continentes y luego nos fuimos sin más. Tiempo que nos podríamos haber ahorrado tranquilamente.

Museo de las ilusiones. Pequeñito y quizá un poco caro (suelen salir ofertas a mitad de precio en diferentes plataformas de internet), es el sitio perfecto para hacer el gamberro. Repleto de murales de todo tipo, es un lugar desenfadado donde saludar a Darth Vader y Bob Esponja, tomarte una foto con Messi o hacer tus propias interpretaciones de cuadros famosos o lugares emblemáticos.

Nos quedaron pendientes…

Camp Nou Experience. Parada obligada sobre todo para los seguidores del Barça, que podrán pisar el campo de juego, adentrarse en los vestuarios de su equipo favorito y visitar el museo azulgrana, recorriendo la historia de uno de los mejores equipos de futbol del mundo.

Parque del Laberinto de Horta. Uno de los parques más antiguos de la ciudad, incluye un laberinto de cipreses que pone a prueba la orientación de todo el que se atreva a adentrarse en él.

Tibidabo. Donde disfrutar de unas vistas espectaculares mientras te diviertes en el parque de atracciones más antiguo de España. Hay que mencionar su museo de autómatas, referente mundial con más de 40 piezas en perfecto funcionamiento.

Park Güell. Uno de los espacios verdes de Barcelona, donde acercar a los niños a la obra de Gaudí de una forma divertida, jugando en sus escalinatas y entre sus columnas y visitando al famoso dragón para finalmente pasear por sus jardines y disfrutar en las diferentes zonas de ocio infantil.

Últimos consejos

Alojamiento. No olvidéis escoger bien la zona donde alojaros. Disponer de una buena ubicación y tener todos los servicios disponibles (restaurantes, supermercados, paradas de metro…) os ahorrarán mucho tiempo y cansancio durante las vacaciones. La zona del Eixample es ideal para familias, es muy segura y agradable y en ella encontrareis alojamientos adecuados para todos los bolsillos.

Aeropuerto de Barcelona-El Prat. Si llegáis a la ciudad en avión, el aerobús os permitirá estar en el centro de la ciudad en unos 35 minutos de manera cómoda y sencilla. En su web podéis consultar las diferentes paradas, así como adquirir los billetes. Tened en cuenta que el recorrido de ida no coincide con el de vuelta.

Desplazamientos. La red de transporte público funciona muy bien y os conecta con cualquier punto de la ciudad en pocos minutos. Con la tarjeta multipersonal T10 dispones de 10 viajes en la amplia red de metro, autobús, tranvía y tren local con un tiempo máximo por viaje de 75 minutos (transbordos incluidos) por poco más de 10 euros.

Entradas. En muchos casos, es considerable el ahorro que se puede conseguir al organizar el viaje y adquirir ciertas entradas por internet. La ventaja es que la mayoría no se compran para un día concreto, por lo que permiten un posible cambio de planes por cualquier imprevisto que pudiese surgir.

Aquàrium: https://www.aquariumbcn.com/planificar-visita/horarios-y-tarifas/ Válida para 90 días a partir de la compra.

Las Golondrinas: http://lasgolondrinas.com/es/ Fecha y hora concretas.

Zoo: https://www.zoobarcelona.cat/es/ Válida durante 6 meses.

Bosc Urbà: https://www.barcelonaboscurba.com/es/circuitos-de-aventura/ Válida el día escogido.

Museo del chocolate: http://museuxocolata.cat/venda_entrades.php Válida el día escogido.

Museo egipcio: https://shop.museuegipci.com/es/entradas/ Para cualquier día y hora.

CosmoCaixa: https://proticketing.com/cosmocaixabarcelona/es_ES/tickets Fecha y hora concretos. Se pueden adquirir las entradas de las actividades y talleres. Mirad bien en qué idioma se realizan, cual es el intervalo de edad al que van dirigidas, si el niño entra solo o acompañado y si el adulto tiene que adquirir una entrada o no.

Museo Blau: https://museuciencies.cat/es/el-nat/las-sedes/museo-de-ciencias-naturales-de-barcelona/informacion-practica/horarios-y-precios/ Válida el día escogido.

Museo de las ilusiones: Adquiriendo la entrada en plataformas como Atrápalo 50% de descuento. Válida hasta 90 días después de la compra.

Camp Nou Experience: https://www.fcbarcelona.es/tour/comprar-entradas Válida exclusivamente en la fecha y hora seleccionadas.

Tibidabo: https://www.tibidabo.cat/es/planifica-tu-visita/entradas-y-abonos Válidas durante el año en curso. Planificad el trayecto hasta allí con antelación, podéis adquirir el ticket del funicular o reservar una plaza de parking en el mismo enlace.

Park Güell: http://www.parkguell.cat/es/compra-de-entradas/ Día y hora concretos.

Aerobús: http://www.aerobusbcn.com/es/buy-tickets Vigencia de 1 año para la ida y de 15 días a partir de ésta para la vuelta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.